--> El legado del padre Jofré: El primer hospital psiquiátrico del mundo fue valenciano<br>Artículo de opinión de Juan José Sanz - elseisdoble.com

Domingo, 24 de enero de 2021 Edición diaria nº 5.042 Año: 14 Noticias: 37.864 Fotografías: 97.996 Comentarios de usuarios: 114.607
EL SEIS DOBLE
jueves, 27 de enero de 2011
Clic en la foto para ampliar

Inauguración de la exposición Seis Siglos de Solidaridad en el Hospital General de Valencia
Ver imágenes de esta noticia
1 2 3

 El legado del padre Jofré: El primer hospital psiquiátrico del mundo fue valenciano
Artículo de opinión de Juan José Sanz

La solidaridad debería declararse, sin complejos, bien inmaterial de los valencianos y valencianas

Tradicionalmente, se ha venido considerando como elemento del patrimonio cultural inmaterial aspectos como el lenguaje, las costumbres, ritos y creencias, las fiestas, las religiones, la medicina, las artes escénicas, las leyendas, la música e incluso la gastronomía. Según la UNESCO “está considerado patrimonio cultural inmaterial que se transmite de generación en generación y es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia; infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana”.

El patrimonio inmaterial es, pues, un patrimonio vivo, practicado por personas reales, que engloba los aspectos más importantes de la cultura secular.

Patrimonio inmaterial, que lleva aparejado el concepto de valor intangible, es también aquel que motiva y/o responde a los valores culturales propiamente dichos y, por otra, a la inteligencia y a los factores no racionales, subjetivos de la naturaleza humana: sentimientos, memoria, emociones, sensaciones, sensibilidades, evocaciones, espiritualidad, símbolos... En definitiva, un patrimonio vivo, practicado por personas reales, que engloba los aspectos más importantes de la cultura secular.

En el caso del patrimonio intangible el principal depositario es la mente humana, de ahí su extrema fragilidad y necesidad de protección para garantizar el mantenimiento vivo en su contexto original, es decir, cultivado y transmitido por un individuo o grupo social.

No obstante, si atendemos a la función social que debe realizar el Patrimonio Cultural Inmaterial, admitiremos la necesidad de incluir en esta noción otros componentes. La finalidad del Patrimonio Cultural Inmaterial es la de dar sentido, dotar de elementos definitorios, identidad y potenciar a un determinado colectivo social.

El valor de este patrimonio inmaterial o intangible, para poder ser tenido como tal, necesita entre otros requisitos y según sea la naturaleza del mismo: Atestiguar un intercambio de influencias.

En este sentido hay que considerar que aunque bien es cierto que son varios los países que reclaman para sí el privilegio de haber fundado los primeros una institución para la atención de personas con enfermedades mentales, destaca por su originalidad el Hospital de los Inocentes de Valencia, fundado a iniciativa del P. Juan Gilabert Jofré junto con un grupo de comerciantes y mercaderes valencianos en 1409. Tanto sus principios revolucionarios en el tratamiento a dementes como su modelo organizativo y funcional se extendieron rápidamente por toda la Península Ibérica y poco después a la América Hispana. Durante los siglos posteriores estos establecimientos se consideraron paradigmáticos y su modelo fue copiado en otros países.

A la fundación valenciana de 1409 le siguió el Hospital de Ntra. Sra. de Gracia de Zaragoza (1425), el Hospital de los Inocentes de Sevilla (1436), el de Palma de Mallorca (1456), el Hospital de los Inocentes de Toledo (1480) y el de Valladolid (1489).

Años después, en 1537, asistimos a otro hito histórico de trascendencia universal: Juan Ciudad Duarte (futuro San Juan de Dios) decide fundar en Granada una institución para el cuidado de enfermos mentales, que atendió a los dementes en el Hospital Real de Granada inspirándose en el modelo hospitalario surgido en Valencia. Con ese mismo espíritu se funda, con el patrocinio del rey Felipe II, el Hospital Real de Madrid (1566).

La fama de las instituciones españolas, cuyo modelo surgió de Valencia, saltó al Nuevo Mundo en donde fray Bernardino Álvarez funda la Orden de San Hipólito en 1567, cuyo carisma será aliviar y curar a los dementes de la América colonial. Así surgieron los hospitales para locos de San Hipólito en la ciudad de México, el primero de Hispanoamérica dedicado exclusivamente al cuidado de enfermos mentales. En 1585 Pedro López funda en la capital azteca el Hospital de Ntra. Sra. de los Desamparados, destinado a atender a niños expósitos abandonados, tanto indígenas como españoles. Está considerado como la primera Casa Cuna de América y su modelo siguió al pie de la letra las directrices de la fundación valenciana de 1409.

Un siglo más tarde era el hospital especializado a nivel nacional. A la fundación mexicana siguieron, en la misma capital, el de Santa Ana (para mujeres locas); los hospitales de Oxtepec, Zalapa, Perote, San Juan de Ulúa, La Habana, Puebla, Antequera (Oaxaca), Querétaro y Acapulco.

En América del Sur se sucederían posteriormente las fundaciones del Hospital de San Andrés en Lima (Perú), San Juan de Dios (Santiago de Chile), Santa Bárbara, en Sucre (Bolivia), el Manicomio de Guatemala y el Hospital de San Pablo de Caracas.

En estos valores debe darse una apreciación mediante el conocimiento que les permita que se conserven y se transmitan, como todo el patrimonio cultural, gracias a la memoria histórica, a la sensibilidad y a la formación cultural.

En este sentido, desde la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) propuse esta Exposición monográfica, Seis Siglos de Solidaridad con el fin de acercar al público a la celebración del 600 Aniversario de la creación del primer hospital psiquiátrico del mundo; así como ofrecer la oportunidad de conocer mejor dos hitos ligados de manera indisoluble a la historia misma de Valencia, como son la figura del valenciano Juan Gilabert Jofré y la Cofradía y Advocación de Ntra. Sra. de los Desamparados, indisolublemente ligada a este centro hospitalario.

Desde el principio se tuvieron como meta los siguientes objetivos:

Integrar como público potencial de esta exposición y de manera muy marcada al público infantil y a los colectivos de la tercera edad y con disfunciones psíquicas mediante un material didáctico elaborado específicamente para ellos.

Profundizar en el conocimiento histórico relativo al funcionamiento de hospitales y tratamiento a los enfermos en la Valencia medieval.

Fomentar una valoración más completa e interconectada entre institución hospitalaria-fundador-devoción histórica.

Colaborar con los organismos oficiales en esta tarea cultural, poniendo al servicio de la misma la máxima difusión a nivel de municipios y entidades locales, además de todo el apoyo institucional.

Algo fundamental de esos valores intangibles es su identidad; la cual consiste también en el carácter y en que al ser valorados y aprehendidos por la sociedad se conviertan en memoria colectiva, seña de identidad, en símbolo.

En ese sentido tampoco hay que olvidar las acciones por parte de la Generalitat como la de, insistimos, 2009 como el Año de la Solidaridad, la promulgación dels Furs del Reino de Valencia por Jaime I, con exposición monográfica Els Furs: la identitat d´un poble, que recalca la idiosincrasia propia del pueblo valenciano a la hora de autogobernarse.

Igualmente en 2009 y el año 2010, Año contra la Pobreza y la Exclusión Social, en la que se conmemoró el 600 aniversario de la Creación del Colegio de Niños Huérfanos por San Vicente Ferrer.

Desde la FVMP también se llevan a cabo campañas de apoyo al fomento de nuestras señas de identidad como el apoyo a la ley de uso y aprendizaje del valenciano en las entidades locales, la cobertura legal para la protección de la caza del parany, por no hablar de la desinteresada colaboración y difusión de fiestas de ámbito municipal o regional (fallas, Semana Santa, Moros y Cristianos…etc), muchas de las cuales están consideradas de interés turístico. Actualmente, en colaboración con el Consell Valencià de Cultura se está tramitando la declaración de la fiesta de San Antonio Abad como Bien de Interés Cultural Inmaterial.

Así los valores, como reglas superiores de actuación, defendemos que pertenezcan a la noción aquí analizada. En este artículo estudiamos un caso concreto: el de la solidaridad.

La solidaridad se presenta, pues, como una de las principales reglas que rigen la “manera de ser” de una sociedad y por tanto es parte fundamental de la cultura como ente definitorio de una comunidad humana.

 

La “materialización” de la solidaridad: El Pare Jofré y su Hospital dels Folls

La solidaridad como valor no escapa a esta dialéctica. De modo particular hay que destacar un ejemplo concreto de solidaridad: el del Padre Jofré, cuya dedicación a la causa de los dementes, locos e inocentes (ignoscents, folls i orats) fue total y fruto de ella, la ciudad de Valencia contó con el primer hospital exclusivamente psiquiátrico del mundo. Con la creación de esta infraestructura se superó el mero confinamiento de los enfermos por patologías mentales, para alcanzar unos servicios asilares, asistenciales y terapéuticos que fueron el primer modelo de referencia en Europa y América Hispana durante siglos.

Como todo elemento patrimonial, éste también está necesitado de dos aspectos esenciales: la protección y la difusión, complementarios y de acción simultánea.

Igualmente desde la FVMP se han venido entablando negociaciones para “universalizar” el conocimiento de la primera institución psiquiátrica del mundo y su fundador, haciendo que la exposición también visite lugares como México.

Diferentes centros e instituciones han acogido la Exposición durante 2009, como el Hospital Padre Jofré de Valencia (19 de octubre), la Universidad Católica de Valencia (16 de noviembre), así como el Hospital General (10 de diciembre), a cargo de la Fundació Hospital Reial i General. También en Alzira se presentó en el MUMA (18 de febrero) o el Hospital de La Ribera (3 de marzo).

Igualmente, teniendo en cuenta que el modelo del hospital valenciano se exportó a la América Colonial, primeramente a la ciudad de México, tras varias negociaciones, se inauguró la exposición en la Universidad Claustro de Sor Juana (México DF) el 1 de octubre de 2009, acompañada de una serie de conferencias para dar a conocer el modelo asilar valenciano. Y así hasta un total de 32 entidades participantes, entre Ayuntamientos e Instituciones, que han querido respaldar este proyecto.

Por todos los motivos anteriormente expuestos, creemos que es de justicia resaltar la labor solidaria sin precedentes del valenciano universal Juan Gilabert Jofré con motivo del 600 aniversario de la creación del primer Hospital psiquiátrico del mundo (Valencia 1409). Por ello la FVMP elevó al Consell de la Generalitat el pasado 1 de diciembre de 2009 la propuesta de declaración de la solidaridad como Bien Cultural Inmaterial de todos los valencianos y valencianas, que ponga el broche de oro a todos los actos que se han venido celebrando hasta hoy y que ello sirva de aliento, orgullo y ejemplo para las generaciones venideras las cuales han de ser igualmente depositarias y alentadoras para que este valor sea fomentado y difundido como uno de los más ricos tesoros de nuestra Comunitat Valenciana.

Juan José Sanz Maseres

Licenciado en Historia del Arte


 
                             
.-000053                         .-000058                              .-000070                    .-000019

 

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Inmaterial si que es - 27/01/2011
Enhorabuena Juan José Sanz por tu bien trabajado artículo. Respecto a la historia estoy de acuerdo con tus argumentos. Faltaría una crítica objetiva a quienes han hecho desaparecer en Valencia casi todo vestigio referente a esta fundación, convirtiéndolo en jardines. Y lo que menos claro tengo es que se pueda extrapolar la valentía y sentido social del P. Jofre a todos los valencianos, a los de ayer y menos a los de hoy.
Mj - 27/01/2011
me ha encantado Juan José, enhorabuena porque de verdad nos has presetado un artículo elegante y bien trabado. Las críticas dicen que son buenas y constructivas, pero en mi opinión y en este caso no se me ocurre ninguna,. Mereces el mejor de los reconocimientos... y ahi queda el mio.
GP - 27/01/2011
Un texto como este divulga nuestra historia que es mucho más rica de lo que los valencianos reconocemos en la mayor parte de ocasiones. Creo que las administraciones públicas y las universidades de la Comunitat Valenciana deberían apoyar a los historiadores jóvenes, como Juan José Sanz , para que pudieran publicar e investigar sobre la historia valenciana. Con más tiempo y medios podrían contribuir a que nuestra identidad histórica, en toda su amplitud, no se perdiera.
lepanto - 30/01/2011
Una de las cosas que me siguen sorprendiendo de esta vida es que sigan surgiendo, historiadores con tanto grado de objetividad, sensibilidad, compromiso y elocuente y constrastada argumentación, a pesar de las dificultades que la vida actual posee, para ejercer el pensamiento y, lo que es más difícil, para transmitirlo con la actualización y frescura de la que tanto se carece en la investigación histórica actual, y que nuestra generación requiere.

Enhorabuena por la labor que el señor Sanz Maseres ejerce en el campo de la investigación, no de hechos meramente históricos presumiblemente carentes de vida, sino por esa llamada continua, a veces desesperada, para que los pueblos tomen en consideración la verdadera importancia y entidad de los que fueron y que tantas veces olvidan, no sólo pretendiendo, en mi modesta opinión, recordarnos los que fuimos y lo que hicimos, sino también impulsándonos a tomar conciencia de la necesidad imperiosa de retomar valores pioneros en su tiempo y hoy desgraciadamente ignorados, y explorar y explotar, el potencial que los pueblos y entre ellos, el valenciano, tenemos en la sociedad actual tan ensimismada en lo anodino.

Gracias, señor Sanz Maseres, no por recordarnos la historia, que no es poco, sino por su empeño, casi heroico, en actualizarla, en hacerla vital, luchando desde la razón, porque el pueblo valenciano vuelva a ser el emprendedor que fue y transformar la pobre imagen que a veces damos de nosotros mismos.
Gracias por compartir con todos nosotros y nosotras la brillante calidad y refinamiento argumentativo de tu reflexión.

Me uno a todos los valencianos para pedir que la solidaridad sea declarada patrimonio intangible de todos nosostros y nosotras.
augusto - 27/03/2011
Enhorabuena por la presentación e investigación. A menudo se echa de menos información sobre lo que fuimos y lo que somos actualmente. Este articulo nos a sido de gran utilidad. Datos claros y precisos. Gracias por su trabajo.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.