Martes, 26 de octubre de 2021 Edición diaria nº 5.317 Año: 15 Noticias: 39.741 Fotografías: 100.580 Comentarios de usuarios: 119.241
EL SEIS DOBLE
martes, 21 de septiembre de 2021
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Mi paseo de las ocho
Opinión: Xavier Cantera

Como has podido comprobar, amigo, camino pero también observo y reflexiono sobre la realidad, sobre las personas que caminan, trabajan o cuidan de la familia

 
._000520  
._000691
 

Una opinión más

--------------------------------------------

Xavier Cantera

 

Apreciado amigo, un saludo. Quiero dar respuesta a una curiosidad que me manifestabas en tu anterior misiva al preguntarme si mantenía mi costumbre de caminar una horita todos los días. Así es, todas las mañanas camino por la orilla de la playa, dejando que el mar, con su olas, como amante fetichista, lama mis pies suavemente al mismo tiempo que, por los auriculares, oigo música de los 50 y 60, algo que me perdí. Observo que el 99% de las conchas que reposan varadas sobre la arena están boca abajo, desde las más pequeñas hasta las más grandes, como queriendo ocultar el vacío de la viudedad de la otra parte y también para aparecer más atractivas ante los ojos de las criaturas que las recogen al ver sus colores, sus rayas y las formas que adornan sus cara visible. Pienso en la soledad de las viudas y en el maltrato a la vejez.

También, en el trayecto, me encuentro con pescadores e imitadoras sueltas de la "meditadora" de la Falla de Valencia: unos, concentrados en sus cañas de pescar y las otras., en sus meditaciones y posturas relajantes. Me llama la atención un grupo numeroso de "meditadores/as" que realizan la actividad guiada por una maestra de yoga, equipada de pinganillo y altavoz. Valoro muy positivamente este gesto colectivo después de los meses que hemos pasado de aislamiento y confinamiento individualizadores.

Me cruzo con personas caminantes como yo, no muchas, a quienes la inclinación de la orilla de la playa no les molesta y de quienes no sigo sus huellas o porque el agua las borra o porque van en dirección contraria a la mía. Después de media hora, abandono la playa y camino por el paseo o calle central, donde encuentro más caminantes con ropa deportiva, en pareja, tríos y cuartetos, cumpliendo la obligación que se han impuesto para mantenerse en forma. Especialmente, me llama la atención un trío de mujeres formado por dos ya maduras y una joven con alguna diferencia funcional, la cual camina un metro y medo detrás de ellas, mientras las dos primeras comparten una amena conversación. El braceo de la madre, estilo cuartel, lo dice todo.

Una escena que observo con atención es la cola significativa de personas que esperan comprar las raciones de churros para alegrar el despertar de la familia. No tienen nada que ver con las colas del hambre que hemos visto durante la pandemia. Llego, por fin, a una escena enternecedora, de esas que, representada en una falla, sería elegida como "ninot indultat”, compuesta por una pareja de personas mayores, jubiladas, como poca movilidad, que ponen sobre una mesa de formica  unos pocos productos recogidos de su campo: verduras, hortalizas y algunos melones. Todo, para completar sus cortas pensiones.

Antes del final, me doy un respiro en un jardín, donde todas las mañanas me paro a oler unas rosas pero, de las 6 ó 7 que florecen , sólo una guarda su perfume original, de toda la vida, a rosa. Hay mucha falsedad, sólo tienen vista pero no la esencia de verdad. Como muchos seres humanos.

Como has podido comprobar, amigo, camino pero también observo y reflexiono sobre la realidad, sobre las personas que caminan, trabajan o cuidan de la familia o como ese grupo de "kellys" mal pagadas que almuerzan antes de comenzar a limpiar apartamentos o los trabajadores municipales que, a primera hora, aún de noche, con sus maquinarias limpian la arena de la playa y la dejan suave y sin los desperdicios que algunas personas, poco civilizadas, han dejado pensando que son dueñas del espacio común. Hay mucho que cambiar caminando.

Atentamente, hasta la próxima.

 
 

._000784
._000587
El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasXavier Cantera
Opinión

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Viejo - 21/09/2021
Xavier, las colas del hambre no han dejado de existir por que tú no las veas. En el paseo de Cullera nunca han habido colas del hambre a las 8 de la mañana, ni con pandemia ni sin pandemia.
PD.- Cuidado con la cadera, yo tuve problemas por caminar por la orilla.

Saludos

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿De qué color es el cielo? Azul, rojo o verde
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.