--> Eres d’Alzira i… - elseisdoble.com Artículo de opinión de José Palacios Boquera

" />


Sábado, 23 de octubre de 2021 Edición diaria nº 5.314 Año: 15 Noticias: 39.714 Fotografías: 100.545 Comentarios de usuarios: 119.168
EL SEIS DOBLE
domingo, 1 de julio de 2007
Clic en la foto para ampliar

El desconocimiento de nuestros orígenes como pueblo y el desconocimiento de nuestra historia, nos lleva a no sentir inquietud y menos a crear vivencias de alzireñismo
Ver imágenes de esta noticia
1

 Eres d’Alzira i…

Artículo de opinión de José Palacios Boquera

En alguna ocasión he afirmado que, a mi entender, los alzireños no percibimos, no valoramos o carecemos de señas de identidad propia como pueblo y ello siempre me ha preocupado mucho. Lo he comentado, en más de una ocasión con varias personas de distinto estamento social, cultural y pensamiento político. Ha sido motivo para mí de mayor preocupación percibir que, inexplicablemente, todos coincidíamos y también todos sentíamos la necesidad de reflexionar sobre esta inquietud, a la vez que crear un ambiente propicio para que, poco a poco, estudiar y meditar nuestras raíces históricas como pueblo, tan ricas pero, desgraciadamente, muy desconocidas. Es obvio que el desconocimiento de nuestros orígenes como pueblo e igualmente el desconocimiento de nuestra historia, nos lleva a no sentir inquietud y menos a crear vivencias de alzireñismo. Existen asociaciones religiosas, culturales y grupos que aisladamente promocionan determinados y concretos eventos y publicaciones que dan a nuestra querida Alzira un prestigio, en cierto modo, relevante y que es digno de elogio. Muchas ciudades y pueblos quisieran tener estos movimientos que mantienen la llama viva o un rayo de esperanza, que pueden explotar, en un momento dado, creando una inquietud colectiva como pueblo. Alzira y muchas ciudades y pueblos lo necesitan y mucho. ¡Cuantos eventos y fiestas que eran muy entrañables para el pueblo alzireño, hoy en día, han desaparecido o pasan desapercibidos para la mayoría de la ciudadanía! Estamos en un mundo moderno y diferente. Hay que aceptar y apoyar el avance tecnológico, pero no por ello debemos perder nuestros valores fundamentales basados en principios morales, humanos y cívicos, propios de nuestra cultura e idiosincrasia.

Recuerdo que un buen amigo, no alzireño, conocedor por su profesión de este tipo de temática y al que manifestaba este sentir e inquietud mía, me puso un ejemplo en el que venía a decir que cuando una ciudad o un pueblo crece desproporcionadamente o crece con inusitada rapidez y transforma la típica vivienda familiar en torre o finca con muchos pisos, empieza a perderse el espíritu de familia, y con la pérdida de esta realidad tan arraigada entre nosotros que nos une tanto, no sólo por vínculos de sangre, sino también de vecindad y amistad, se pierde un tanto, lo que podríamos denominar, la familia ciudadana. Fíjate, me decía, hay fincas, que muchos de los vecinos o no se conocen o simplemente se saludan en la escalera por pura cortesía. Es más, conocedor de que era presidente de una asociación religiosa, me decía, que en aquellos pueblos con enorme bulevares, avenidas y edificios altos, sus manifestaciones religiosas o procesiones, incluso festivas, pierden su sabor auténticamente religioso o festivo y la participación y el engalanamiento de sus calles y edificios. Una calle con varios edificios altos y algunas viviendas familiares estarán engalanadas con tapices o flores y nada o muy poco los edificios. Es cierto y no sólo en el ámbito religioso, sino también en el festivo y cultural.

Quizás habría que reflexionar en el sentido de que muchos eventos que nacieron del pueblo los organizaba el pueblo e iban destinados al pueblo, se hayan oficializado o municipalizado en exceso y ahora se hallan en manos de políticos y técnicos que creen ofrecer, quizás con buena fe, lo mejor para el pueblo; pero sin contar con el pueblo. La participación ciudadana es imprescindible y no todo puede ni debe proyectarse ni realizarse desde los despachos. Si el pueblo participa se crea espíritu de ciudadanía con innata creatividad y responsabilidad. Nace lo propio de un pueblo. Nace la identidad de un pueblo al que, en ocasiones, infravaloramos.

Hoy he querido manifestar inquietudes muy personales que, cuanto menos, a los que sentimos amor por nuestra tierra nos deberían hacer reflexionar con serenidad y valentía. No todo es urbanismo, con la importancia que tiene para el desarrollo de la ciudad, sino también hay que valorar otros principios y valores que hagan vibrar y hacer feliz, humana y cívicamente a todo ciudadano. No regateemos esfuerzos. La persona es lo más importante y el alzireñismo entre nuestras gentes hay que revitalizarlo y dignificarlo. Y ello es misión de todos.

José Palacios Boquera

 


Noticia publicada con autorización de LAS PROVINCIAS, delegación de la Ribera. 

Vínculo para leer noticias de Alzira editadas en LAS PROVINCIAS: 

https://www.lasprovincias.es/valencia/prensa/ribera/ribera.html

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasJosé Palacios Boquera
Opinión
SocialGeneral

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

alzireño desencantado - 01/07/2007
la progrsión de nuestra ciudad ha llevado a que seamos unos auténticos "mesinfots", virtud muy valenciana y... alzireña
Anónimo - 02/07/2007
Así nos va

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿De qué color es el cielo? Azul, rojo o verde
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.