Clan de Fútbol

Domingo, 19 de agosto de 2018 Edición diaria nº 4.153 Año: 12 Noticias: 31.410 Fotografías: 86.971 Comentarios de usuarios: 98.806
EL SEIS DOBLE
miércoles, 14 de septiembre de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 La visita del indio Cochise a Alzira
Relato de Rafael Clari

Cochise preguntó por nuestras montañas y ríos

Comparte este contenido

 

JD800060

Visitaba nuestras alzireñas tierras el heredero de Cochise, el legendario indio americano descendiente de aquel que combatió por su madre naturaleza hasta el final de sus días.

Llegado a nuestra ciudad, demostró sus dotes ancestrales y preguntó por nuestras montañas y el río que dijo “traer la vida a la tierra, leche a los senos de vuestras mujeres y calmar la sed del habitante como la del viajero que os visita.”

Tras enseñarle las murallas, que no comprendió demasiado, pues -esos montones de piedra no parecen ya defenderos de nada-, pidió ver el río, el famoso Júcar.

Ya en el río, alzó las manos al cielo y cantando una tribal canción pidió la bendición de sus dioses para aquellas aguas. Tras realizar una pequeña danza se lanzó a beber la pútrida y pésima agua. Tarde llegaron los consejos de las autoridades para que no la tomase.

- ¡Recuernos de búfalo! ¿Qué clase de apestoso brebaje es este, que arder en mi boca y en mi estómago?

Tras beber apenas, media hora tuvo que esperar. Ahora ya no danzaba para bendecir las aguas, eran más bien estas las que lo hacían danzar a él. Revolcándose por el suelo gritaba de dolor entre convulsiones. ¿Cómo? ¿Cómo demonios haber, rostros pálidos, estropeado esta agua? Ni con miles de búfalos muertos haber sentido yo nada igual.

- ¿Qué lanzar al buen río?

- ¿Residuos de la ciudad? ¿Vertidos de las empresas? -respondieron las autoridades.

- Hombres blancos ser hijos de la gran búfala blanca, ¡atajo de majaderos! Y ¿llamar a nosotros salvajes?

- ¿Haber vosotros perdido la fuente del placer de beber, bañar vuestros cuerpos y agasajar a las visitas?

Llevaronle al hospital, donde tras varios lavados de estómago y una endoscopia sacaron un montón de inmundicias; desde una compresa hasta la etiqueta de un conocido refresco.

 

De cuando a la majestuosa montaña de la Murta llegó

Se asomó por la ventana del hospital y vio con deleite la sagrada montaña donde habita el gran espíritu y pidió que allí le llevasen.

Cuando a la majestuosa montaña de la Murta llegó, encontró allí a otro chamán vestido de negro, cuan cuervo del amanecer, con una voz afónica y extraña como de mujer. Se puso allí mismo a realizar su danza en el sagrado lugar, cuando los seguidores del chamán le amenazaron primero para que se fuera y le apedrearon después. En su huida, la vejiga, que ya le oprimía como para hacerle danzar, pidió alivio. Lo que en su tribu era fácil aquí resulto imposible, cualquier lugar al que se dirigía estaba lleno de cabañas de piedra, verjas y propiedades privadas. En esta tesitura se percató de que no tenían árboles las montañas y preguntó por ellos.

- ¿Grandes hermanos pieles pálidas? ¿Dónde cuernos estar toda la puñetera madre naturaleza? ¿Dónde cazar la liebre o búfalo para la tribu?

Le explicaron que en esas montañas hace años que ya no se produce en ellas alimento alguno.

- Aquí lo que si hay es algún blanco con el alma negra que le prende fuego para que el color del resultado haga juego con su alma.

Era ya tarde y quiso Cochise respirar un poco antes de regresar a su tierra.

- Ahora querer saber qué producir ese infernal ruido y ese olor en el aire a cuerno quemado.

Le contestaron las autoridades que algunos, más bien muchísimos, búfalos de acero producían ese repugnante olor y en cuanto al ruido, ¿qué narices hacemos para divertirnos que no produzca ruido?

- Estar podridos, muy podridos esos búfalos -apuntó Cochise.

 

Asfalto y cemento hacen grande una ciudad

Le llevaron a continuación a inaugurar un camino de piedra, donde habían arrasado con la naturaleza para hacer una rotonda y más cemento y asfalto. Cochise saltó sobre el cemento y pregunto:

- ¿Cómo dormir sobre la piedra tan dura?

Le explicaron que eso era para aumentar el número de búfalos de hierro que circulaban por la muy castigada ciudad.

- Asfalto y cemento Cochise, asfalto y cemento, nos hacen grandes y poderosos, inocente indio.

En una placa ponía el nombre de la alcaldesa y el día de la inauguración. Había decenas de estas placas. A Cochise le pareció que tenía ella muy poca memoria y tenía que poner notas de acero por la ciudad para no olvidarse de cómo se llamaba. Lo mismo que le sucede a Tejón Olvidadizo, pensó.

Poco después marchó Cochise. Se preguntaba cómo el hombre blanco es capaz de ser feliz viviendo entre la inmundicia. Tras corromper el río, quemar las montañas y contaminar el aire. - ¿Qué narices quedarles a estos pobres blancos?

Le concedieron la llave de la ciudad que cuidadosamente guardó. Al llegar de regreso a su casa, vio su hijo pequeño la llave y preguntó a su padre.

- ¿Padre, si tan mal tratar su naturaleza, para qué querer nosotros su llave?

- Para encerrarlos hijo, para dejarlos bien encerraditos, que si esos blancos salen de su ciudad bien podrían llegar donde nosotros vivimos y si las montañas y el aire son malos… el agua.

Tras menear un poco la tripa y el trasero trató de olvidar los detalles de lo que en tan mala hora le sucedió en la ciudad.

 
Moraleja

Cuidemos de las montañas, de las aguas y del aire. Ese es nuestro patrimonio y nuestro legado. Dejemos el asfalto y el cemento y evitemos en la medida de lo posible el búfalo de acero. Es un consejo de Cochise.

Rafael Clari Casterá

 

 

                          
 .-000112                                                                                                                                  .-000079
                          
.-000056                                            .                                                                                                .-000065
                           

.-000071                                                                                                                              .-000072


 

 

 

 

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasRafael Clari
Medio Ambiente y Naturaleza

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Pedro Domínguez - 14/09/2011
Per a ser un tecnòleg no està mal la vena literària que t'ha eixit...
I per si algú encara no la coneix, ací pot llegir la famosa Carta de l'indi Seattlle:
http://www.guelaya.org/textos/jefe%20indio.htm
Rafa - 14/09/2011
Esa es la idea. Hay que hacer una crítica amena, no tratar únicamente los hechos desnudos que carecen de atractivo. Y sí, la inspiración la obtuve de esa declaración. Te pone la piel de gallina, la profundidad con la que hablaba la comunidad india.
P.D. - 14/09/2011
La moraleja era evidente.
Es interesante que eduquemos a nuestros hijos en el respeto por los recursos naturales.
Si existiese un libro de cuentos en esta línea para los niños sería interesante.
La formula uno y la Copa América tienen muchos amigos, por contra que poco valoramos lo que tenemos. Tenemos montañas, tenemos un rio, tenemos un hospital, y un montón de centros de ocio. Tenemos unos parques fabulosos, carriles bici, una locomotora. Somos el emblema de la Ribera.
Solo lo que no valoramos acabamos perdiéndolo.
Rosa - 14/09/2011
¡Qué gracioso!
He disfrutado como una enana. Lo de la Alcaldesa, es que es cierto, tenemos placas por toda la ciudad, que seguramente se cargará el próximo alcalde.
El río, antes la gente se bañaba e incluso bebía. Ahora, es casi un vertedero.
Y las montañas, esperemos que no se vuelvan a quemar. Hace ya años se podía subir a la Murta o la Casella en carro y la sombra te acompañaba todo el camino. Hoy apenas queda nada de eso.
Y el Chaman de la Murta, es que es cierto, aun se le ve al tio ese los dias 15 de cada mes.
El folclore que no falte.
Templario - 14/09/2011
Es evidente que hay que avanzar en la educación por el respeto a la Naturaleza. Pero el cuento tiene otras moralejas escondidas. Vemanos, cuando el indio se pone enfermo, lo llevan a un hospital donde le hacen lavados y endoscopia y así se salva. No lo llevan ante un chamán que le haga algún conjuro invocando a los dioses. Y el indio, no critica el hospital. O sea, hay que cuidar más la Naturaleza, que estropeamos con algunos inventos modernos, pero hay otros inventos, otros avances que sí son buenos para la humanidad. Ni solo Modernidad ni solo Naturaleza, como casi siempre en el punto medio está la virtud.
Robertini - 14/09/2011
A mi personalmente me importa un caramillo el rio la montaña y el aire.
Prefiero quemar todo lo que pueda en mi moto. Vivir a tope.
Ahí os quedais pringaos de la naturaleza.
Rafael Clari - 14/09/2011
De eso se trataba, de hacer una crítica graciosa sobre una situación de actualidad.
P..D. La moraleja, no por evidente carece de importancia. No se trataba en esta ocasión de criticar otros puntos que se tratan de pasada como el mal funcionamiento de los sistemas de salud y la falta de ética política aunque si aparecían solapadamente en el artículo.
Por otro lado Rosa, ha alcanzado el objetivo, una sonrisa en un mundo en el que es difícil reir.
Por otro lado el folclore es una característica sobre la que habría que hacer un artículo, dado que no desaparece de ninguna de las maneras.
En cuanto a Templario, es cierto no critica al hospital pues no era el objetivo, y evidentemente confía en el sistema médico moderno. No obstante el desprecio del conocimiento de la cultura de los indígenas americanos no nos autoriza a despreciarlas de raíz. Me hubiera gustado conocer su pensamiento médico dado que su filosofía me parece de lo más interesante.
Saludos.
Marmi - 14/09/2011
Que caña¡¡¡¡¡.
El artículo que comenta Pedro Dominguez no tiene desperdicio.
Me he reido una pasada.
¿Cuándo uno de animales que hablan?
Rafael Clari - 14/09/2011
Apreciado Robertini, para tí es principalmente el artículo. Creo que en ocasiones fracasamos en el intento de transmitir la pasión por la naturaleza.
Es posible que seamos unos pringaos,como dices, pero nos importa el tema.
Recapacita, y date una vuelta en bici por esta Ciudad.
Javier C. - 14/09/2011
Robertini, si así hubiera pensado Cochise en su epoca seguramente tu no pensarias así, mas bien maldecirias su herencia, pero tranquilo que eso ya lo harán los hijos de tus hijos. Sigue así, y si lo puedes quemar todo tú pues mejor.
Renart Oriol - 15/09/2011
Sempre he dit que cal replantejar-se la paraula "salvaje " de les pel.lícules de vaquers ......i .... d'altres ......qui són realment els salvatges? , els indis o els desllustrats . Ha estat interessant i entretingut .
Ana C. - 15/09/2011
Somos más salvajes nosotros que ellos qué duda cabe.
Me ha recordado mi infancia, cuando podíamos beber en el Jucar, ¡que tiempos aquellos¡.
Que rápido pasa la vida ¿verdad?.
Aprendamos a convivir y no provoquemos más problemas que esto terminará en una guerra otra vez.
Respeto, que falta hoy respeto por los mayores y por lo que nos rodea, de ellos deberíamos aprender.
Mina - 17/09/2011
La Alcaldesa no es así.
Es fabulosa, genial con una hunildad extraordinaria. Tímida que es la mujer.
Yo no he visto una sola placa en Alzira con su nombre. ¿Donde están?. Lo lamentable es que la poneis de vuelta y media cuando ni se la ve por esta ciudad
.
Albertic - 17/09/2011
Yo creo que faltan carreteras y coches para salir de la crisis. Este relato no tiene en cuenta la gente que estamos en el paro.
La ciudad necesita empresas y comunicaciones y si para ello hay que asfaltar las montañas, pues se hace y ya está, las personas estamos por encima de estas chorradas del ecologismo.
Parias del progreso son esos tios, así nos va.
Menos mal que ahora va a ganar el PP que si no.
perez - 04/10/2011
robertini eres mi idolo jajajajaja xdd pos yaves mejor ir en moto
pitufo - 04/10/2011
esta muy guay ke mole
tutifruti - 04/10/2011
lo poco que e leido me a gustado mucho.
mer - 04/10/2011
Me ha gustado.
roxi - 04/10/2011
es una lectura muy........muy........ chula

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.