Refranyer i dites populars valencianes: No deixes les sendes velles per les novelles.   |   Visitas a nuestros diarios en marzo: 1.060.966 - Media diaria: 34.225   |   L'Ajuntament d'Alzira arreplega els teus trastos vells, mobles, electrodomèstics... Crida al 962.417.454   |   Somos 16.721 en Twitter. ¿Vienes?   |   En Facebook gustamos a más de 13.200 usuarios. ¿Conoces nuestra página?   |   Farmacias de guardia en Alzira   |  
Domingo, 22 de abril de 2018 Edición diaria nº 4.034 Año: 12 Noticias: 30.464 Fotografías: 85.042 Comentarios de usuarios: 96.201
EL SEIS DOBLE
jueves, 14 de julio de 2011
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 La industria musical y el canon digital (II)
Por: Benito Hernándiz / NCS Informática

“El canon desaparecerá con el tiempo y los artistas, que se merecen lo mejor pues la creación artística nos convierte en humanos”

Comparte este contenido

 

Es importante diferenciar dentro del ámbito musical dos partes bien distintas. Primero la formada por la parte artística compuesta por autores, productores, músicos etc. y otra la parte comercial, donde situaremos a las multinacionales que controlan la industria musical mundial, distribuidores, minoristas etc. 

Es cierto que hasta hace poco unos complementaban a otros y que sin un distribuidor bien organizado los trabajos de los artistas tenían muy pocas posibilidades de llegar a las tiendas de discos y, por consiguiente, a nuestras casas.

Esto ahora ya no es así. Internet permite eliminar una parte sustancial de los intermediarios y, por lo tanto, reducir el coste del bien es sí que, en este caso, es un tema musical.

Si observamos cómo se distribuyen los ingresos de un disco podremos ver que la parte artística apenas representa un 20% de los ingresos y, por lo tanto, la eliminación de intermediarios no tiene que repercutir de ninguna manera con los ingresos de éstos.

 

Actor y sector / Fracción del precio de venta final

Compositor y Editorial / 9 %

Artista /10 %

Productor / 2 %

Compañía Discográfica / 24 %

Fabricante / 8 %

Distribuidor / 20 %

Minorista / 27 %

Fuente: By Dr. Martijn Poel & Prof. Dr. Paul Rutten

 

Cierto es que las compañías generalmente corren con unos gastos de promoción y lanzamiento del artista, por lo menos hasta ahora, pero bien cierto es también el hecho que las compañías discográficas son una industria y, por lo tanto, buscan rentabilizar al máximo su inversión; lo que nos lleva a que sólo los artistas con posibilidad de éxito comercial pueden llegar a formar parte del circuito musical. Aproximadamente un 3 % de las maquetas presentadas.

Ante este escenario debemos ver internet como una oportunidad excepcional y no como una amenaza. El alcance de internet y penetración en los hogares es prácticamente imposible de calcular debido a su enorme crecimiento. La venta de música por internet es una realidad, también la difusión mediante streaming que te permite escuchar o ver el contenido que desees sin posibilidad de descarga y donde podemos elegir el artista o estilo de música que más nos apetezca en cada momento. Aplicaciones como Shazam que identifica la canción que estas escuchando en tan solo unos segundos de muestreo y automáticamente te da la opción de comprarla. Así podríamos ir enunciando muchas más novedosas formas de disfrutar de la música, la cual, en estos tiempos que corren ya no se escucha en cds sino, mayoritariamente, en el móvil, ordenador o dispositivos mp3. El mundo ha cambiado y ahora internet consigue una mayor democratización del trabajo del artista pues aunque las compañías también saben muy bien cómo hacerse notar en la web, les es imposible monopolizar un espacio tan grande y, al mismo tiempo, abierto.

Pero, desgraciadamente, esta democratización del arte todavía no es entendida por todo el mundo y la implantación del canon digital lo demuestra. El objetivo de esta tasa es exclusivamente recaudatorio sin tener en cuenta si es justo o no (las últimas sentencias judiciales demuestran que la tasa no es justa). Según sus impulsores, la SGAE y otras entidades de gestión, el objetivo del canon es la compensación por las copias que se puedan realizar de la obra de un autor y, por lo tanto, les perjudican económicamente. Esta argumentación es totalmente forzada. El canon se aplica a toda una serie de artículos desde soportes digitales hasta ordenadores sin tener en cuenta el uso que se pueda hacer de ello. Tanto si son para uso personal como si es profesional. Falso y tendencioso es también el argumento de disco descargado igual a disco no vendido. La aplicación del canon es como cobrar por pasar por una calle donde hay un cine por si, por casualidad, se te ocurre entrar en él. Otra cuestión es saber dónde va a parar este dinero y como se reparte, pues es imposible saber que autores son los mayores afectados por la copia que justifica la tasa. Es uno de los secretos mejor guardados de la SGAE, al menos hasta hace poco tiempo, ya que los últimos acontecimientos nos dan una idea de donde iba a parar parte de ellos. Más contradicciones que podemos encontrar son, por poner algunos ejemplos, el caso de un usuario cuyas descargas son legales pero en cambio debe pagar tasa por compensación por guardarlas en un cd, o si hacemos una descarga de un autor que no pertenece a ninguna entidad de gestión. La SGAE se caracteriza por su afán recaudatorio. De todos es conocidos sus métodos a la hora de recaudar llegando incluso al intento de solicitar el pago del canon a básculas de cocina y esto nos hace entender cuál es el fin del de remuneración compensatorio por copia privada y que no es otro que hacer dinero de la forma más fácil posible. Su máximo dirigente, hasta hace unos días, así lo defiende.

El mundo se está transformando día a día delante de nuestros ojos. El canon desaparecerá con el tiempo y los artistas, que se merecen lo mejor pues la creación artística nos convierte en humanos, encontrarán nuevas y mejores formas de llegar a su público sin necesidad de impuestos injustos. Y, al final, todos comprenderemos que poner puertas al campo o nadar contracorriente no es nada ventajoso. Como siempre hemos dicho, adaptarse para sobrevivir es la clave de todo, también para los artistas y su industria.

Benito Hernándiz / NCS Informática

 

 

                          
 .-000074                                                                                                                         .-000076
 .-000090

 

 

 

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Benito - 14/07/2011
Vistos los datos porcentuales supongo que a un artista le puede beneficiar la piratería, ¿no? Que lleve, solamente, un 10% cada vez que saca un disco me parece muy poco.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.