Martes, 17 de julio de 2018 Edición diaria nº 4.120 Año: 12 Noticias: 31.201 Fotografías: 86.595 Comentarios de usuarios: 98.030
EL SEIS DOBLE
martes, 25 de enero de 2011
Clic en la foto para ampliar

Salvador Botella Fons
Ver imágenes de esta noticia
1

 Personajes que dejaron huella en Alzira (1)
Salvador Botella Fons

Salvó de la “pantanada” el archivo parroquial de San Juan

Comparte este contenido

Hace algunas fechas, que no muchas, conversando con el administrador de esta página del diario digital El Seis Doble, me “provocaba” para que escribiera de algunos personajes, sencillos, que aportaron su granito de arena para engrandecer la población en la que vieron las primeras luces. Así, con este titular “Personajes que dejaron huella en Alzira”, nace una página nueva que comenzaremos con Salvador Botella Fons; una persona sencilla que intentó siempre hacer el bien en beneficio de sus convecinos. Personas como Salvador nacen muy pocos en un siglo. Se lo contamos.

Salvador Botella era un afortunado alcireño que después de dedicar su vida a servir a sus semejantes residió, hasta sus últimos días de estancia en la Tierra en el Hogar de Ancianos Santa Teresa Jornet, en la Avenida de Luis Suñer de Alzira, donde era atendido con ternura y respeto por las hermanitas.

En 1994 contaba con 70 años y en el asilo ayudaba al capellán de este centro asistencial como sacristán, menester que ejerció anteriormente durante 26 años en la Parroquia de Santa Catalina con el arcipreste don Francisco Albiol.

Nació en Alzira en abril de 1918, en uno de los huertos de la partida de Vilella de este término municipal. Muy joven, a los 14 años, ingresa como ordenanza en la oficina del Banco de Vizcaya en la entonces denominada Plaza de Emilio Castelar, cargo que deja al poco tiempo por enfermedad. Transcurre la más incivil de las guerras e ingresa en las juventudes de Acción Católica, donde despertaba y buscaba la formación cristiana, la acción y espiritualidad para dar testimonio de su fe. Salvador así lo entendió y se enroló en esta tarea. Por ser como era, a lo largo de su vida sufrió y vivió momentos difíciles y nunca salió de su boca una palabra de desesperación ni de dolor.

En 1968 es jubilado el sacristán de la Parroquia de Santa Catalina, Miguel Ángel Cantos, después de prestar veinticinco años de servicio en la misma. Fue entonces cuando Salvador Botella ocupó su puesto hasta 1972, en que fue nombrado Francisco Sellés para esta dedicación, con quien compartió Salvador las tareas de la parroquia. Como Salvador tenía más tiempo libre, lo dedicó a ayudar a las demás parroquias. Coincide que en el mes de octubre de 1982 estaba residiendo en uno de los pisos de la Parroquia de San Juan ayudando a la feligresía. El 20 de este mismo mes se produce el desmoronamiento de la presa de Tous, lo que llamamos aquí en la Ribera la “Pantanada”, y dentro de la más completa oscuridad por carecer de fluido eléctrico, cuando el agua había invadido la nave de la iglesia, accede a la misma y pone a salvo el archivo parroquial de su destrucción por el agua y el barro, situándolo en lugar fuera de su alcance.

Transcurren los años y en 1990 Salvador cae enfermo y le viene cuesta arriba realizar el servicio con presteza y dedicación total. Son limitaciones de la edad, la falta de cuidado y atención. Por ello obliga al párroco de Santa Catalina, don José Nácher, a pedir a las religiosas del asilo que le acojan y le cuiden.

Así, el sábado, 4 de junio de 1994 es homenajeado por la comunidad parroquial de Santa Catalina y en el transcurso de la misa el celebrante, don José Nácher, hace referencia a Salvador en la homilía manifestando: “la Parroquia de Santa Catalina, tu parroquia, a la que has servido muchos años desde el silencio, quiere reconocer públicamente y agradecerte tu entereza total y desinteresada al servicio del culto litúrgico y tu testimonio congruente con tu fe a través de la vivencia de la virtud de la caridad. Como sacristán has procurado hasta que las fuerzas físicas te han fallado, servir dignamente al altar en las celebraciones litúrgicas a cuantos sacerdotes han pasado por esta parroquia, así como a los feligreses de toda edad y condición. Por todo esto, Salvador, gracias. Para la sociedad tú no serás un personaje importante; seguramente tu nombre no se inscribirá en los anales de la historia de este pueblo, pero para nosotros, los miembros de tu comunidad parroquial de Santa Catalina, tú sí eres un hombre importante y mereces no sólo este sencillo homenaje, sino algo más profundo y valioso”.

Sin solución de continuidad, el sacerdote celebrante dio lectura de una carta personal del arzobispo de Valencia, monseñor García-Gasco, en la que entre otras cosas le decía: “... Cuando la comunidad parroquial se reúna esta tarde alrededor del altar para agradecer al Señor el don que ha supuesto tu dedicación y servicio, tu arzobispo y pastor de nuestra iglesia de Valencia quiere agradecerte, en nombre de ella, todo cuanto has hecho y, sobre todo, el bien que has derramado a esa comunidad con tu testimonio comprometido y coherente, propio de quien sirve al altar”.  

Aquella mañana del 4 de junio de 1994, al terminar la ceremonia, Salvador Botella recibió en presencia de Sor Nieves Espiga, madre superiora del Hogar Santa Teresa Jornet, la felicitación de todos los feligreses de la Parroquia de Santa Catalina que habían asistido a este acto de homenaje.

Gracias Salvador, por haber dedicado tu vida a servir a los demás.

Alfonso Rovira

 


 

                           
.-000052                                                                                                           .-000057
                           
.-000062                                                                                              .-000068

 

 

 

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

alfarero - 25/01/2011
Lo conoci, amigo Rovira, efectivamente asi fué Slavador Botella una persona dedicada a los demás.
Una vez má me gusta esta nueva sección y cuando e terminado de leerlo, e pensado no podia ser otro que Rovira.
Suerte en esta nueva sección y como siempre gracias por recordarme muchos articulos como realizas.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.