Coches de segunda mano, nuevos y Km 0 >>> Clic aquí   |   Refranyer i dites populars valencianes: El vi és el caldo dels pobres.   |   Somos 16.581 en Twitter. ¿Vienes?   |   Visitas a nuestros diarios en enero: 1.131.557 - Media diaria: 36.502   |   En Facebook gustamos a más de 13.000 usuarios. ¿Conoces nuestra página?   |   Lo más comentado en los últimos 30 días   |   Farmacias de guardia en Alzira   |  
Viernes, 23 de febrero de 2018 Edición diaria nº 3.976 Año: 11 Noticias: 29.985 Fotografías: 84.009 Comentarios de usuarios: 95.227
EL SEIS DOBLE
sábado, 31 de julio de 2010
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 Realismo sucio

“Me besó en los labios un humo gris que desplegaba su cuerpo en mi boca”

Comparte este contenido

 

Ventanas y otros sentimientos 

------------------------------------------------------------------------
José Burgos Lancero

 

Eclipsé el ártico que diluía mi mente, pensé en que la calle era la solución a mis problemas, un teatral antro sucio. Una atmósfera de nicotina inundaría mi corazón. Seguro que sonaría blues. Siempre suena blues.

La ropa que lleve no importa, quizá vaya desnudo, quizá hoy sea una bonita noche para perder el miedo a desnudar el alma.

El silencio se evadía ante mi triste figura, mi alienante respiración, mi alquitrán incrustado en las venas.

De la trampilla de ventilación cayó inspiración que se dejaba dibujar y desdibujar por un humo espeso y un inocente azul palidecido. Poco a poco, como una hoja que cae de un árbol, se deslizó por mis brazos y se sentó a mi lado. Me besó en los labios un humo gris que desplegaba su cuerpo en mi boca.

La calle respiraba incienso, las paredes sudaban hilos de rocío que invadían las aceras. Las farolas, tan inocentemente dibujadas, se sostenían de edificios derruidos por el peso de sus conciencias.

Levitaba el viento sobre inspiración que me besaba los labios. Humo que tomaba forma paulatina de mujer de ojos verdes; humo que se transformaba en palabras, humo, humor extraviado de ancestrales danzas silvestres.
El calor de sus manos atenazaba mi cuerpo, mi frágil virilidad sometida a examen, a una prueba celestial del destino; Musa y Autor en un mismo beso. Una musa siniestra, espesa, sin forma concreta, mujer de ojos verdes.

Preludio del final esperado, inspiración se desnudaba ante mí, ante el autor que la necesita para sentirse vivo. Humo, polvo, lluvia, barro. La calle contaminó la escena, el carbón aguardaba herido al calor del resquemor y del deseo, el calor de la venganza. Cubrió, pues, la calle de alienante humo negro que diluyó a mi frágil compañera.

Pasó gente cerca y anduvo clavando sus ojos en mí.

La mesa vacía, repiqueteaban mis dedos ante un café desalentado. Manos frías en mi cuello. Labios sobre mi cuerpo. Unos ojos pacientemente coloreados de un verde anochecer que sonreía. Una mano extraviada que perdió el camino desde su cara. La respiración acelerada delataba a deseo, latente en el cuerpo.

El ser humano en su completa inquisición de tal forma de vida, de la pretensión de la inmortalidad, la apología de la vida. De la tenue sensación idílica. Supo a nostalgia el orgasmo.

Quedó aquella historia relatada, plasmada en el papel arrugado de la vida; Inspiración se puso el antifaz de la pasión tras la mujer anhelada, la fusión de realidad y pérdida. Realidad se mostraba desatada, desprovista de su banal ropa, de su pulcritud, de su candidez.

Fingió con una sonrisa limpieza irreal.
Realismo sucio.
 

* José Burgos Lancero, 18 años, estudiante de 2º de bachillerato

 

 

 

 

 

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasJosé Burgos Lancero
SeccionesAmigos de LarraRincón literario

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Jaco - 16/10/2010
Grande Jose! :)

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.