Martes, 17 de septiembre de 2019 Edición diaria nº 4.547 Año: 13 Noticias: 34.370 Fotografías: 92.907 Comentarios de usuarios: 107.780
EL SEIS DOBLE
martes, 29 de enero de 2019
Clic en la foto para ampliar

José Goig del Poyo, en su estudio, con Bernat Montagud
Foto de archivo: El Seis Doble
Ver imágenes de esta noticia
1 2 3 4 5 6 7 8 9

 Sentido adiós a José Goig del Poyo, uno de los mejores pintores que ha dado Alzira

Bernat Montagud: “Hizo de la pintura una placentera actividad profesional; ha sido el mejor ‘notario’ de los paisajes urbanos y rurales”

 

 

Ha fallecido el pintor alcireño José Goig del Poyo. Hoy martes 29 de enero de 2019, a las 11:30 horas, se celebrará una Santa Misa en el templo de San Juan Bautista de nuestra ciudad.

Podemos situar la pintura de Goig del Poyo, nacido en Alzira en 1930, en el contexto de sus contemporáneos Vicente Sanz Castellanos (Valencia 1910 - Alzira 1991) y Ricardo Fluixá Gómez (Alzira 1918 - 1994). Los tres pintores tienen un egregio precedente en Teodoro Andreu (Alzira 1870 - Valencia 1935).

Creo que como pintor paisajista y autor de retratos y bodegones, dentro de este contexto de pintura figurativa, Goig del Poyo es el mejor “notario” de los paisajes urbanos y rurales. Excelente acuarelista; es un buen conocedor de la técnica de sus trabajos, prueba de ellos son sus numerosas obras realizados al óleo.

En 2010, el Ayuntamiento de Alzira le otorgó la Insignia de Plata y en 2015 la actual Corporación Municipal rotuló con su nombre una de las calles en su ciudad natal: “Carrer del Pintor Goig del Poyo”.

Artista polifacético, heredero de la profesión de su padre fue, en compañía de sus hermano Francisco (1933-2007), autor de diferentes pinturas murales en diferentes templos de nuestra provincia. En Alzira realizó pinturas murales en los templos de San Juan Bautista, Santa Catalina y en el santuario de Santa María de Lluch.

Autor escasamente representado en el Museo Municipal (dos obras donadas por el pintor en su exposición de 2010 en la Casa de la Cultura). Sería interesante acrecentar estas dos excelentes acuarelas con otras obras.

Prolífico pintor, son muchos los alcireños que tienen el honor de colgar en su domicilios obras de este maestro.

Como ya dije en una ocasión en este mismo diario, Goig del Poyo hizo de la pintura una placentera actividad profesional. Hasta no hace mucho seguía plantando su caballete frente a la “Casa Blava de Blasco Ibáñez”, los meandros del Júcar o las murallas islámicas. Le sobraba, además, ánimo para extender su periplo a decenas de parajes de la comarca de la Ribera hasta alcanzar los campos de arroz o las marismas de la Albufera.  

Sean estas apresuradas líneas, subrayadas por el afecto al artista, mi público reconocimiento al maestro que tenía como referencia a su ciudad y comarcas colindantes. Este hecho, unido al de su calidad artística, permitirá a las generaciones venideras conocer de primera mano paisajes urbanos o rurales en trance de desaparición o de cambio. Descanse en paz el pintor y amigo.

Bernat Montagud Piera. Historiador y crítico de arte

  
 

“Hablando de sus obras se trasladaba al pasado

como si de una máquina del tiempo se tratara,

soñaba, se emocionaba…

Al fin y al cabo han sido parte de él”.

Ramón Alfil
 

 

 

 


Reseña retrospectiva

 

Conozco a José Goig del Poyo desde hace mucho tiempo, ya tuve la ocasión de entrevistarle hace unos 20 años. Siempre, como en sus pinturas, me ha parecido un hombre natural, espontaneo…

Su sencillez no es la habitual en el ámbito de los artistas, muchos de ellos aferrados a composturas innecesarias. Cabe destacar, por su pausada manera de hablar y gestos sosegados, una encantadora y cautivante transmisión de paz, quizá influenciada, como a veces le bromeo, por su cercanía con las alturas celestiales, pues numerosos han sido los techos y paredes de muchas iglesias que han visto cómo sus manos y pinceles plasmaban Cristos, Vírgenes ángeles, santos y pasajes bíblicos.

El mes pasado, hablando con el amigo Bernat Montagud, sacamos a colación la oportunidad de mantener una charla con este artista alzireño para publicarla en nuestro diario, con el fin de darlo a conocer más si cabe a nuestros lectores y, al mismo tiempo, rendirle un humilde homenaje de reconocimiento.

Dicho y hecho… hace unos días, rodeados de pinceles, oleos, acuarelas y con un ambiente impregnado de esa fragancia agradable, mezcla de pintura, aguarrás y trementina, tan característica en los estudios de los pintores, Pepe Goig nos atendía con esa modestia, mesura y comportamiento que le caracterizan para llevar a cabo la tertulia que presentamos en esta entrada.

Al final, repasamos parte de la colección gráfica que conserva de los cuadros que ha pintado y que hoy están colgados en entidades y domicilios particulares. De cada uno me comentaba su visión y algún detalle: luces, sombras, personajes, curiosidades del momento que los pintaba…

Notamos que hablando de sus obras se trasladaba al pasado como si de una máquina del tiempo se tratara, soñaba, se emocionaba… Al fin y al cabo han sido parte de él.

Ramón Alfil


 

ENTREVISTA RETROSPECTIVA

 

 

 

 

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

Rosa Maria de Dios - 29/01/2019
Lamentable la muerte de nuestro amigo alcireño. Mi mas sentido pésame a la familia.
Bernat Montagud Piera - 29/01/2019
Mi agradecimiento al Seis Doble y en particular a José Ramón por rememorar, tan oportunamente, nuestra visita al estudio de Pepe Goig. En aquella ocasión él actuó como cámara de nuestra conversación con el maestro que ayer falleció. Como verá el paciente lector que visione en vídeo, fue una c charla entre amigos. Descanse en paz el pintor que hizo de nuestra ciudad y sus entornos su auténtico estudio. Sos óleos y acuarelas evocarán siempre una población, enrañable en el tránsito de los siglos XX al XXI. Su pincen nos la ha transmitido con mimo y verdad. Descanse en paz en artista y elamigo.
Benito - 29/01/2019
No cabe duda que esta es una muy mala noticia para la CULTURA (en mayúsculas) de Alzira. Se ha perdido, probablemente, al mejor notario visual de una Alzira que ya no existe y que la mayoría no han/hemos conocido. Probablemente, desde Teodoro Andreu, el mejor narrador en imágenes que ha tenido Alzira (pero esto, para gustos los colores, y nunca mejor dicho). Se suele decir que una imagen vale más que mil palabras y Goig del Poyo podría ser el abanderado de esa frase. Porque que alguien describa perfectamente cómo eran las murallas o la Plaza Mayor hace cuarenta años está muy bien, pero nada como verlo en un cuadro.
Yo no lo conocía, aunque sabía quién era, y si alguna vez de pequeño me lo cruzaba por la calle lo miraba con la mirada que se siente hacia alguien a quien admiras, pero no te atreves a decir nada, ¿qué le vas a decir? Simplemente llegar a casa y decir: “He visto al Goig del Poyo, el pintor del cuadro que tenemos de la Murta” (¿qué alzireño ‘de los de toda la vida’ no tiene en su casa el típico cuadro del Pont de Sant Bernat o la Murta?).
Ahora bien, leyendo la biografía se ha confirmado lo que suponía y en alguna ocasión preguntaba cuando se acercaba la fecha. José Goig del Poyo no tiene la Insignia de Oro de la Ciudad de Alzira. Ni esta corporación municipal, ni las anteriores, han tenido la vergüenza de otorgar semejante distinción a este artista. Y no digo yo que los que la tengan no la merezcan, pero, vamos a ver, ¡si se comparte el Premio Nobel! ¿No se va a poder compartir esta insignia? Además, se ha concedido a gente joven que, por edad, la podría haber obtenido cualquier año siguiente y no hubiera perdido el mérito; en este caso, ya se trataba de alguien con una edad avanzada. Supongo que no reír las gracias al político de turno fue algo fundamental. Si Goig durante toda su trayectoria hubiese pintado mujeres en pelotas en medio de la Vila con un escudo de Alzira en su... (si pongo la palabra que pienso me la censurarán, así que seré fino) aparato reproductor femenino; o se hubiera puesto florecitas en el pelo, dedicarse a abrazar a árboles y a pintar futbolistas con tres ojos y cuatro piernas, no me cabe duda que se la hubieran dado. Pero claro, como no era extravagante, ni pintaba extravagancias pues, para alguno, era uno más. Y no, no era uno más. Creo que dignificaría a la corporación municipal que esté el año que viene que le concediesen la Insignia de Oro de la Ciudad de Alzira a José Goig del Poyo a título póstumo; pero, claro, estamos en enero, ¿quién se acordará de esto en febrero? Y estoy convencido que muchos políticos que eligen a los premiados hoy están en su obituario. Otra cosa que estoy seguro que se podría hacer es que una sala del MUMA lleve el nombre del José Goig del Poyo; pero esta idea ya tendría que ser propuesta, supongo, desde las autoridades culturales de Alzira, y no me estoy refiriendo a ningún político, pero no diré nombres para no comprometer a nadie.
He visto el vídeo y me ha emocionado. Una persona que habla con sencillez. El hecho de no datar sus obras es una prueba de ello. Como escribió Machado: “Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria mi canción”.

PD 1. ¿Cuál es el título de la canción que suena al final?
PD2. Aunque sea por un triste motivo como este, echaba de menos este tipo de noticias en el diario que se saliesen de la bazofia política habitual.
Elisa Torremocha - 29/01/2019
Descanse en pau el pintor José Goig del Poyo. Mestre d’altres pintors alzirenys als que ha transmés la seua passió per la pintura, especialment la pintura de paisatges i arquitectures a l’aquarel•la (técnica que dominava de forma indiscutible) .
En l’any 2010, el catàleg editat per l’Ajuntament d’Alzira, acompanyava la magnífica exposició que arreplegava una bona mostra de la seua producción artística. En aquella exposició, d’entre altres temàtiques, el bloc més important representava un itinerari tremendament poètic i entranyable per la seua estimada Alzira i els seus voltants. La Vall de la Murta, la Casella, la Muntanyeta del Salvador, la Creu Coberta, l’Esglèsia de Santa Caterina, el Parc de les Muralles o el nostre emblemàtic Pont de ferro que il•lustrà la portada del catàleg són testimoni dels paisatges i els monuments de la nostra ciutat immortalitzats pel nostre pintor.
Gràcies pel teu llegat i fins sempre
Elisa Torremocha




Elisa Torremocha - 29/01/2019
La canción que suena al final de la entrevista es Lonely looking sky (Sólo mirando el cielo) del album Jonathan Livingston Seagull de Neil Diamond. Preciosa.
Benito - 29/01/2019
Elisa, muchas gracias por la información.
mandragora - 30/01/2019
Magnifico pintor, retratista y acuarelista. Tuve el privilegio de conocerle, pintar y tener amenas conversaciones sobre arte con él.
Allá donde esté me lo imagino analizando los azules, los blancos, los amarillos de las nubes y dibujandolos con su pincelada en el aire...
...que los alzireños no olvidemos su nombre, y sí, se merece una sala en el MUMA
D.E.P.

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.