Domingo, 23 de septiembre de 2018 Edición diaria nº 4.188 Año: 12 Noticias: 31.647 Fotografías: 87.477 Comentarios de usuarios: 100.002
EL SEIS DOBLE
martes, 10 de julio de 2018
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 San José María Escrivá de Balaguer y Albás, un siglo de inspiración política para laicos cristianos en España
Artículo de opinión de Pablo García Alós

"Todos los cristianos, de cualquier estado o condición, están llamados, cada uno por su propio camino, a la perfección de la santidad"

Comparte este contenido
 
._000563

San José María nació un 9 de enero de 1902 en Barbastro (Huesca). Fue bautizado con el nombre de José María Julián Mariano Escrivá Albás. Era el segundo de seis hermanos. Aprendió de sus padres y en la escuela los fundamentos de la Fe católica e incorporaría tempranamente a su vida costumbres cristianas como la confesión y la comunión frecuentes, el rezo del Rosario y la limosna. La muerte de tres hermanas pequeñas y la ruina económica familiar le hicieron conocer muy pronto la desgracia y el dolor: esta experiencia templó su carácter, de un natural alegre y expansivo, y le hizo madurar. En 1915 la familia se trasladó a Logroño, donde su padre había encontrado un nuevo trabajo.

No tenemos constancia de la fecha concreta; ahora bien, en algún momento del año 1918, hace ya un siglo, san José María intuyó que Dios quería algo de él, aunque no sabía con exactitud qué podría ser. Por lo tanto, decidió entregarse por entero a Dios y hacerse sacerdote. Pensó que de ese modo estaría más disponible para cumplir la voluntad divina. Comenzó los estudios eclesiásticos en Logroño, y ya en 1920 se incorporaría al seminario diocesano de Zaragoza, en cuya Universidad Pontificia completaría su formación previa al sacerdocio. En Zaragoza cursó también -por sugerencia de su padre y con permiso de los superiores, los estudios universitarios de Derecho. En 1925 recibía el sacramento del Orden y comenzaría a desarrollar su ministerio pastoral, con el que, a partir de entonces, identificaría su existencia por completo. Ya sacerdote, siguió a la espera de la luz definitiva sobre lo que Dios quería de él.

Tres años después nacería el Opus Dei: una llamada permanente a la santificación de la vida corriente de los laicos en la Iglesia y en el Estado. Sí, no solamente en la Iglesia; también, en el Estado. Es decir, el católico corriente, el laico, conmovido por la contemplación beatífica de la divinidad en todos los asuntos ordinarios de la vida, tenía que marcar su propia trayectoria de santidad(1).

Tanto influyó este pensamiento en la Iglesia y en el Estado que, por un lado, el Papa Pablo VI llegó a afirmar en 1964 en su popular Lumen gentium que: “(...) todos los cristianos, de cualquier estado o condición, están llamados, cada uno por su propio camino, a la perfección de la santidad (...)(2)” . Y, a su vez, por otro lado, en España, a partir de 1959, los tecnócratas franquistas implantaban una liberalización económica con la cual poder sacar al país de la miseria, y lo hicieron con la aprobación del mismísimo Caudillo, quien consideró que si pertenecían al Opus Dei impulsarían las reformas políticas adecuadas(3).

Lo cierto es que el ingreso de España en la ONU en 1953, así como el reconocimiento aquel mismo año del régimen franquista por parte del Gobierno de los Estados Unidos de América -la primera y más antigua nación democrática del mundo, contribuyeron a la normalización política y civil, social y económica, española; gracias a lo cual, se pasó rápidamente de un régimen totalitario (de 1939 a 1945) a otro de tipo autoritario en vida del General Franco (de 1946 a 1975).

Sea como fuere, el pensamiento, inspirado e inspirador, de san José María contribuiría sin lugar a dudas a que tanto Portugal como España no llegasen a convertirse jamás -a Dios gracias, en la república socialista más occidental de la Unión Soviética(4); régimen comunista que, junto con la China de Mao, mantiene el triste récord de haber sido la mayor estructura política de sadismo y de crueles asesinatos de la Historia de la Humanidad: con más de 100 millones de personas muertas a sus espaldas.

Por todo ello, como conservador político, no entenderé nunca cómo alguien puede ni siquiera llegar a plantearse ser comunista o izquierdista: la enfermedad política infantil en el comunismo según Lenin.

Pablo García Alós

Vox - Alzira

 

 1 SALVADOR BERNAL: Apuntes sobre la vida del fundador del Opus Dei. Rialp. Madrid. 1976.

 2 CEE: Concilio Ecuménico Vaticano II. Constitución dogmática sobre la Iglesia. BAC. Madrid. 1993.

 3 VIDAL, C. y JIMÉMEZ LOSANTOS, F: Historia del Franquismo. Planeta. Barcelona. 2012.

 4 JIMÉNEZ LOSANTOS, F: Memoria del comunismo. La esfera de los libros. Madrid. 2018.

 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.

 




Etiquetas de esta noticia

ArticulistasPablo García Alós
Opinión

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

incredulo - 10/07/2018
Sea como fuere, el pensamiento, inspirado e inspirador, de san José María contribuiría sin lugar a dudas a que tanto Portugal como España no llegasen a convertirse jamás -a Dios gracias, en la república socialista más occidental de la Unión Soviética
Y al mismo tiempo tuvimos el honor de ser los paises más atrasados económica y técnologicamente de la europa occidental. No sé si tendrá algo que ver, pero el resto de paises europeos tuvieron sus gobiernos socialistas, incluso comunistas y avanzaron mucho más que el nuestro, postrado al culto de grandes pensadores como el mencionado.
Benito - 10/07/2018
“Sea como fuere, el pensamiento, inspirado e inspirador, de san José María contribuiría sin lugar a dudas a que tanto Portugal como España no llegasen a convertirse jamás -a Dios gracias, en la república socialista más occidental de la Unión Soviética […] con más de 100 millones de personas muertas a sus espaldas”.
Hay que ver, Pablo, como es ese Dios al que le das las gracias. ‘Salva’ a los españoles y, sin embargo, no es capaz de ‘salvar’ a los chinos. Es como si cualquiera de nosotros pasamos por un río y vemos a alguien que se está ahogando. Si pide auxilio en castellano intentaríamos salvarlo, pero si lo hace en otro idioma pasaríamos de largo. Supongo que con ese Dios al que estás alabando no va eso de “haz el bien y no mires a quién” o, quizá, es que los chinos no son sus hijos y por eso no los salvó, que todo puede ser.
Espero que, por el bien de quien sea, jamás te veas en la tesitura de ayudar a nadie que no crea en tu Dios.

PD. ¡Qué sarta de tonterías os cuesta a algunos ganaros un adosado en el cielo!
PD II. Lo que yo tampoco entiendo es que como los que creéis en ese Dios no tengáis ninguna prisa en iros con él y os empeñáis en estar en este mundo con todos los padecimientos que ello conlleva.
viejo - 10/07/2018
No pensaba entrar en esta mamarrachada, pero al final no he podido contenerme.

Este xxxxxxxx de VOX qué pretende, acaso la vuelta el nacionalcatolicismo casposo del franquismo. ¿Acaso quiere que volvamos a las sotanas, los chorizos amparados por el régimen y las donaciones fraudulentas a la Obra.
Acaso ha olvidado las milmillonarias donaciones de industriales corruptos y encarcelados como Vila Reyes o Ruiz Mateos. Cantidades defraudadas a los españoles y que acabaron en los cepillos del Opus Dei para la mayor gloria del Monseñor.

Nota.- Espero que el Administrador no me censure antes de leer la historia de la España del siglo XX y las fabulosas donaciones a la Obra de magnates o mejor dicho mangantes como Vila Reyes o Ruiz Mateos.

saludos.
alziro - 10/07/2018
Me parece a mí que o el Sr. García Alós se ha equivocado de partido, o a Vox se la han colado.
Por cierto, la primera y más antigua nación democrática del mundo, en términos modernos, es Gran Bretaña, con Parlamento desde el siglo XVII.
Anarco - 10/07/2018
De verdad patético,por un momento pensé que estaba en el siglo XX, me voy a tomar un helado de reganya para despejarme un poco.
Pablo García Alós - 22/08/2018
NOTA DEL AUTOR - 06/08/2018
Dada la constancia de una desacreditación organizada contra la libre opinión del pensamiento conservador y religioso, elaborada por algunos elementos políticos locales, extraños a la vida democrática sana y normal de una población, a partir de ahora, Pablo García Alós, en tanto que autor de estos escritos, decide libremente que se omitan los comentarios sobre los temas tratados por VOX. Y de este modo, así se lo pide al editor de este diario digital a fin de respetar la libre decisión de las personas.
El autor pide a sus potenciales lectores que le disculpen si en algo, con esta decisión, pudiera molestarles. #SinSeguridadNoHayLibertad #PleaseNoComment

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.