Martes, 26 de septiembre de 2017 Edición diaria nº 3.826 Año: 11 Noticias: 28.726 Fotografías: 80.701 Comentarios de usuarios: 92.849
EL SEIS DOBLE
domingo, 28 de julio de 2013
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1 2 3 4 5 6 7 8

 Modelismo Naval en Alzira
El Galeón de Manila Nuestra Señora de Covadonga (X)

Dos Galeones históricos vuelven a encontrarse…

Comparte este contenido

 

http://www.elseisdoble.com/uploads/image/FOTOS%20FIJAS%20EN%20SECCIONES/Jos%C3%A9%20Luis%20P%C3%A9rez%20-%20Modelismo%20naval.jpgPasión por el modelismo naval

------------------------------------------

José Luis Pérez

 

Estimados amigos lectores de El Seis Doble, hemos acabado la construcción de nuestro modelo de barco que comenzamos a construir en las primeras semanas de este mismo año . Hemos terminado un galeón con una historia apasionante y que acabó en manos de la flota inglesa, se trata del galeón Nuestra Señora de Covadonga, gemelo del Nuestra Señora del Pilar y que pertenecieron a la Carrera de Manila. Previamente y como ya es costumbre, haremos un breve comentario sobre la historia, construcción y características de estos apasionantes barcos que en muchas ocasiones escribieron la Historia Naval de España. En esta ocasión encontramos en Internet, un resumen de la historia del Covadonga de D. Jesús García del Valle, catedrático de Historia y experto conocedor en temas navales. Al mismo tiempo agradecer a Singladuras por la Historia Naval la información prestada para difundir nuestra Historia Naval, tantas veces injustamente olvidada.

 

El Galeón de Manila Nuestra Señora de Covadonga.

Se ordenó su construcción en Cavite junto a su gemelo Nuestra Señora del Pilar, siendo botado en 1730. Desplazaba 1.000 toneladas y medía 36 metros de eslora, 9 metros de manga y 5 metros de puntal. Armada con 50 cañones y tripulado por hasta 460 hombres. En su primera travesía zarpa de Cavite el 8 de julio de 1731 al mando de D. Antonio González de Quijano y su maestre el capitán D. Manuel Recuero y Rivera, haciendo de nave almiranta el patache San Cristóbal, al mando de D. Juan Manuel de Barreda y su maestre D. Pablo Antonio de Aroza. Llegan a Acapulco a finales de enero de 1732. El 21 de marzo zarpan de Acapulco las dos embarcaciones y llegan a Manila cargados con 1.322.700 pesos.

 En su siguiente viaje volvió a ser la nave capitana al mando del general D. Juan Francisco de Irizarri y Vizua y su maestre el capitán D. Nicolás de Argüelles, siendo la almiranta el navío Nª. Sª. del Pilar. Zarparon el 31 de julio de 1736 y llegaron a su destino a finales de enero del año siguiente. Regresaron a Filipinas a mediados de 1737.

 El 22 de julio de 1742 zarpa de Cavite al mando del general D. Luis Manso de Velasco y llega a Acapulco el 18 de febrero. Al mando del general D. Jerónimo Montero zarpa de Acapulco el 15 de abril de 1743 cargado con 1.313.843 pesos y 35.682 onzas de plata.

 La mañana del 16 de junio, cuando se encontraba cerca del cabo de Espíritu Santo, el navío Covadonga es interceptado por el navío británico de 60 cañones Centurión, al mando de George Anson, que llevaba alrededor de un mes apostados en esas aguas a la espera del “Galeón de Manila”. El navío Covadonga no intentó huir y se dispuso a combatir, a pesar de ir armado con sólo 5 cañones de a 12 libras y 8 de a 6 libras. Al mediodía, el Centurión se cruzó en el rumbo del navío español para poder acercarse por detrás en la banda de babor y así evitar que huyera hacia la costa que se encontraba próxima, a unas treinta millas de distancia. A una media milla de distancia comenzó a disparar con sus cañones de proa, siendo respondido por los de popa del español, que se había puesto al pairo en espera del combate.

A la una del mediodía se situó en el costado de babor del Covadonga y comenzó a disparar con sus pesados cañones de la batería baja a una distancia de tiro de pistola, destrozando el casco, mientras treinta tiradores apostados en las cofas barrían la cubierta del navío español. Con más de sesenta muertos y sesenta heridos y su comandante llevado herido a la enfermería, el navío Covadonga se rinde tras noventa minutos de resistencia.

 Varios prisioneros españoles pasaron al Centurión, mientras se hacían varias reparaciones de emergencia en el Covadonga, tardando una semana en pasar todo el tesoro al navío británico. Los prisioneros fueron hacinados en la bodega siendo apuntados por cuatro cañones giratorios apostados en las cuatro esquinas de la bodega, mientras la tripulación británica iba armada en todo momento. A pesar del calvario que soportaron ninguno de ellos murió.

 Después de un mes de navegación llegaron a Macao con el Covadonga, teniendo que ser remolcado en buena parte de la travesía por el mal estado en que se encontraba. Tres días después entraron en Cantón, donde vendieron el casco del navío español a los portugueses por sólo 6.000 pesos. En el mes de diciembre de 1743 zarparon los británicos rumbo a Europa, llegando a Spithead en junio de 1744.

 

La Maqueta del Covadonga.

Acabado todo el montaje de la maqueta de este magnífico e impresionante galeón, ésta pasa a ocupar un sitio privilegiado al lado, o mejor dicho, abarloado a su gemelo el Nª. Sª del Pilar de Zaragoza,(*) que después de más de doscientos cincuenta años vuelven a encontrarse en mi pequeño astillero, para estar juntos y dispuestos a zarpar de nuevo para vivir nuevas singladuras, hasta que otra vez, no sabemos cuando, la historia y el tiempo los vuelva a separar.

Las medidas aproximadas de ambos barcos son de 1.100mm de eslora, 970mm de altura y 520mm de manga.

 
 

El Seis Doble no corrige los escritos que recibe. La reproducción de este texto es literal; fiel a las palabras, redacción, ortografía y sentido del autor/es.



                          
 .-000018                                                                                                                                  .-000137

                          
 .-000189                                                                                                                                 .-000084

                          
 .-000123                                                                                                                                  .-000188

 

 

Etiquetas de esta noticia

ArticulistasJosé Luis Pérez

Comentarios de nuestros usuarios a esta noticia

jutome - 30/07/2013
José Luis, es definitivamente hermoso este barco, solamente un maestro como tú puede darle esos acabados magníficos, felicitaciones. Un abrazo

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


¿Qué abunda en el desierto? Arena, agua, gas o árboles
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.