elseisdoble.com Guía Comercial - Diario digital de Alzira

¿Quieres acabar de una vez con los mosquitos de tu casa? >>> Clic aquí   |   En abril hemos superado el millón de visitas. ¡Gracias por estar ahí! - Visitas a nuestros diarios en el mes de abril: 1.003.982 - Media diaria: 33.466   |   Somos 15.867 en Twitter. ¿Vienes?   |   En Facebook gustamos a más de 11.300 usuarios. ¿Conoces nuestra página?   |   El Tiempo. Predicción meteorológica   |   Farmacias de guardia en Alzira   |  
Domingo, 28 de mayo de 2017 Edición diaria nº 3.705 Año: 11 Noticias: 27.881 Fotografías: 79.002 Comentarios de usuarios: 90.984
EL SEIS DOBLE
miércoles, 21 de marzo de 2012
Clic en la foto para ampliar
Ver imágenes de esta noticia
1

 EL CASO 21
22 años para Angie, la asesina del “crimen perfecto”

Un asesinato meticuloso. Asfixió a su víctima con una bolsa de plástico y simuló un móvil sexual

Comparte este contenido

 

La Audiencia de Barcelona ha condenado a 22 años de prisión a María Ángeles Molina, Angie, la mujer acusada de matar a una amiga suya, Ana María Páez, y dejar pistas falsas para simular un crimen por móvil sexual, con el propósito de cobrar los seguros de vida que había contratado suplantando su identidad.

Según han informado fuentes judiciales, en la sentencia, que se ha notificado esta mañana a las partes, la sección segunda de la Audiencia condena a la acusada a 22 años de cárcel por asesinato y falsedad documental.
El asesinato por el que ha sido condenada Angie, bautizado por este diario como el crimen perfecto, ocurrió el 19 de febrero de 2008 en un apartamento de alquiler del barrio de Gràcia, donde la acusada adormeció a su amiga con una sustancia que no se ha podido determinar, la asfixió con una bolsa de plástico que le asió al cuello y posteriormente la impregnó con el semen que previamente había adquirido de dos gigolós para simular un móvil sexual. Fuente: elPeriódico.

 

UN ASESINATO METICULOSO

No existe el crimen perfecto, pero María Ángeles Molina Fernández, de 40 años -Angie para todos- lo creyó y lo intentó. Desde el 12 de marzo esta mujer está encarcelada acusada de asesinar, el 18 de febrero, a Ana María Páez Capitán, de 35 años, una joven hallada desnuda y con una bolsa en la cabeza en un piso de Barcelona. Parecía un suicidio, o incluso el fatídico resultado de una arriesgada práctica sexual, pero una investigación policial acaba de revelar que la presunta asesina planificó durante meses la muerte de Ana con un solo fin: dinero. Hacía dos años que la detenida suplantaba la identidad de su víctima para contratar préstamos bancarios y seguros de vida. A pesar del concienzudo diseño de su coartada, los Mossos d’Esquadra llegaron hasta ella.

Conviene regresar al jueves 21 de febrero. La empleada de la limpieza de unos apartamentos de alquiler por días encontró ese día el cuerpo de una joven sobre un sofá. Llevaba una bolsa de plástico en la cabeza, fijada con cinta aislante y ningún signo de violencia aparente. La autopsia reveló un detalle desconcertante. Había restos de semen en la boca y en la parte exterior de la vagina. De dos hombres diferentes.

 

SOLO UNAS BOTAS

La titular del juzgado de instrucción número 25, Elena Carasol Campillo, tuteló las pesquisas de los agentes de homicidios de la unidad de delitos contra las personas de los Mossos de Barcelona. Varias cosas llamaron la atención de los investigadores. En el apartamento no encontraron ni un solo objeto personal de la víctima que permitiera su identificación. Ni su ropa ni su documentación estaban ahí. Junto al cuerpo había una peluca negra y unas botas. Alguien se llevó el resto.

El apartamento estaba alquilado por tres días, del 18 al 21 de febrero, a nombre de la víctima. Los investigadores comprobaron que, tres días antes, los padres y la pareja de Ana habían denunciado su desaparición en una comisaría de los Mossos. Los familiares identificaron el cadáver y los investigadores empezaron a indagar en su vida.

Feliz, reservada, responsable y extremadamente creativa, el entorno afectivo de la fallecida rechazó la hipótesis del suicidio y mostró razonables dudas ante la posibilidad de que Ana fuera capaz de llevar a sus espaldas una doble vida.

Pronto, una persona centró la atención de los agentes: Angie. Trabajó durante años con la víctima en una empresa textil y el día de su desaparición Ana contó a su pareja que cenaría con su amiga. A pesar de que ya no trabajaban juntas, conservaban la relación y se veían de vez en cuando.

En sus primeras declaraciones ante los Mossos, Angie admitió que habló por el móvil con Ana el martes de la desaparición, pero que no la vió. Y expuso su coartada. No podía haber quedado con su amiga porque precisamente ese día regresaba en coche desde Zaragoza. Venía de recoger las cenizas de su madre.

 

MELENA NEGRA

En las horas previas a su desaparición, la víctima había extraído una importante cantidad de dinero de una de sus cuentas corrientes. Los investigadores concretaron la hora y revisaron las imágenes de las cámaras de seguridad de la oficina. Ninguna de las mujeres que entró ese día a ese banco se parecía a Ana Páez, pero destacaba una atractiva mujer con una melena negra repeinada en exceso, como si llevara una peluca, similar, por cierto, a la encontrada junto al cadáver.

El horror de las estadísticas se empecina en demostrar que principalmente se mata por dinero y por amor. A Ana, los que la querían, los que la quieren, la quieren bien, con amor del bueno. Los investigadores de homicidios de Barcelona sostienen ante la juez que Angie mató a su amiga movida solo por la ambición y el dinero.

Angie llevaba dos años desdoblándose en Ana. Suplantando su identidad, contrató varios préstamos y seguros de vida. Se hacía pasar por Ana y firmaba como Ana. No tuvo ninguna dificultad en conseguir préstamos bancarios de más de 20.000 euros y firmar seguros de vida en los que nombraba beneficiaria a una tercera mujer, ajena a la trama. Hubo un momento en que -siempre presuntamente- decidió matar a Ana. Y empezó a planificar el crimen y su coartada. Se citó con su amiga para cenar. Esa misma mañana, se puso su peluca negra y volvió a hacer de Ana para alquilar el apartamento por tres noches. Después acudió a una casa de prostitución masculina de Barcelona con la que ya había contactado por teléfono para contratar los servicios de dos hombres. No permitió que la tocaran. Extrajo dos recipientes de farmacia y les pidió que eyacularan.

El martes, Angie se citó con Ana en el apartamento. Antes, la mujer tuvo tiempo de ir y volver a Zaragoza donde, efectivamente, recogió las cenizas de su madre.

De vuelta, las dos mujeres cenaron. La asesina durmió a su víctima y modificó la escena. Tumbó a Ana en el sofá y la desnudó sin desprenderla de sus joyas. Colocó semen de los dos gigolós, en la boca y en la vagina, por separado, y le ató una bolsa de plástico en la cabeza, que selló con cinta aislante para provocar que la joven muriera por asfixia. Limpió el apartamento y se llevó la ropa de Ana. Ajena al dolor, sin remordimientos, y actuando, una vez más, como otros asesinos, acudió al entierro de su víctima.

Leer la noticia en su fuente original: elPeriódico

 

Seguimiento del caso

Las dudas siguen planeando sobre el 'crimen perfecto'

El argumento sexual es el que esgrimió el experto de la defensa, quien vio posible que la víctima hubiese dejado que le ataran la bolsa para tener más placer, perdiera la conciencia, no pudiera quitársela y muriera asfixiada.

La acusada del 'crimen perfecto' de Gràcia seguirá en la cárcel aunque expire el límite de 4 años

El juez dicta que el tiempo de suspensión del juicio por una maniobra de la procesada no cuente en el cómputo de la prisión provisional.

 
 
  
EL CASO 21
Periodismo de sucesos, crónica negra e investigación
Por vinculación a la Criminología y a la investigación, siempre nos hemos preguntado el por qué ocurren y cómo se solucionan esos sucesos que a diario, en cantidad, se publican en multitud de medios de comunicación de todo el mundo y que la mayoría de gente dice no leer, pero…
Este tipo de información sirve en ocasiones para alertar o prevenir a los ciudadanos sobre posibles sucesos de los que pueden ser víctimas y sufrir consecuencias desagradables; por lo que no deja de tener un componente social de cierta importancia.
El periodismo de sucesos nació con el mundo. La primera noticia de la historia que se contó completa en letra impresa fue un suceso: la muerte de Abel a manos de Caín. La publicó el Génesis.
 
“Watson, lo tiene todo a la vista, pero no es capaz de razonar a partir de lo que ve”.
Sherlock Holmes  
Consulta todos los artículos publicados en el canal “El Caso 21” 
  Consulta todas las noticias de sucesos en Alzira   
 

 

 

 

Etiquetas de esta noticia

CANALESEL CASO 21

Añadir un comentario

Pregunta de verificación


La capital de España es...
 

Respuesta de verificación

 * Contesta aquí la respuesta a la pregunta arriba mencionada.

Autor

 * Es obligatorio cumplimentar esta casilla con un Nick o nombre real. No utilizar la palabra "Anónimo" o similares.

Email

 * La dirección no aparecerá públicamente pero debe ser válida. En caso contrario no se editará el comentario. Se comprobará la autenticidad del e-mail, aunque no se hará pública, siguiendo nuestra política de privacidad.

Comentario



Antes de enviar el comentario, el usuario reconoce haber leído nuestro aviso legal, observaciones y condiciones generales de uso de esta web.




*El comentario puede tardar en aparecer porque tiene que ser moderado por el administrador.

*Nos reservamos el derecho de no publicar o eliminar los comentarios que consideremos de mal gusto, ilícitos o contrarios a la buena fe; así como los que contengan contenidos de carácter racista, xenófobo, de apología al terrorismo o que atenten contra los derechos humanos.

*EL SEIS DOBLE no tiene por qué compartir la opinión del usuario.
El Seis Doble. Todos los derechos reservados. Aviso Legal
Página optimizada para navegadores Mozilla Firefox, Internet Explorer y una resolución mínima de pantalla 1024 x 768 px.